Cómo decorar un lienzo con mucho color

Para ser sinceros, no todos tenemos la gran habilidad de pintar o dibujar muy bien como quisiéramos; pero eso no debería de impedirnos de realizar grandes trabajos para decorar nuestra casa. La idea de esta oportunidad sin dudas es súper divertida no sólo para los más pequeños de la casa sino que también para los adultos que quieran realizar un cuadro decorativo lleno de color y muy sencillo de realizar.

lienzo pintado simple

Lo mejor de todo es que usaremos muy pocos materiales y reutilizaremos cáscaras de huevo como contenedores para la pintura. Como verás en las imágenes de más arriba, se trata de colocar un lienzo en blanco para poder pintarlo o más bien, mancharlo, con colores brillantes y bien coloridos que se mezclarán por si solos.

Debes de llenar las cáscaras de huevo con los diferentes tonos de pintura acrílica que prefieras, usa la paleta de colores que a ti más te convenga. Luego colocando el lienzo en el exterior o sobre una superficie con papel de periódico para no manchar todo, comienza la parte divertida de esta manualidad; simplemente debes de lanzar los huevos con pintura sobre el lienzo y dejar que los colores se vayan mezclando solos. Deja secar y tendrás un cuadro genial.

Llegaron buscando:

Deja tu comentario!