Cómo hacer una cajita con un tubo de cartón

Ahora que el verano ha comenzado muchos pequeños tienen demasiado tiempo libre, como padre debes aprovechar el tiempo no solo para divertirse, sino también para enseñarles actividades donde puedan desarrollar sus habilidades, una de ellas es hacer manualidades con los niños, si es posible que no lo lleves a un curso o campamento de verano, puede que quieras aprovechar el tiempo para divertirte y aprender en familia: cajitas con tubos de cartón.

cajas-tubos

Necesitamos un tubo de cartón, puede ser el del papel higiénico. Deberás cortarlo un poco más de la mitad, dado que la parte más pequeña servirá como tapa y la otra será la base, con un cuter los cortas y luego los forras con papel o foami del color que quieras (azul, rojo, rosa, verde o hasta de dos colores puede ser). No obstante debes dejar más largo el margen de la que funcionará como tapa para que esta encaje con la parte más grande y de el aspecto de ser una caja.

Utiliza una pistola de pegamento caliente para ajustar todo el foami, en la parte inferior por donde quedan los hoyos tienes que recortar un cuadrado del mismo foami y pegarlo, eso impedirá que lo que vayas a guardar ahí se salga, incluso puedes usar cartón para que sea más resistente que el foami.

Así de sencillo puedes hacer una caja con cartón y foami, ya usando tu creatividad puedes incluso añadirle un diseño más bonito como el de la imagen que tiene un minion.

Hacer una cajita con palitos de madera

Siempre es necesario tener nuestras pertenencias en orden, en lugares donde no se puedan extraviar o donde las puedas guardar, para ello hay muchas opciones y es desde comprar un tocador hasta cajones que podemos personalizar, pero siempre es mejor hacer algo con nuestras propias manos, sobre todo para los objetos que son pequeños, para la ropa, zapatos u otros objetos siempre vamos a encontrar donde guardarlas.

cajita-con-palitos-de-colores

Como hacer una cajita de madera o con palitos de madera, lo primero que necesitamos son palitos de madera del mismo tamaño y grosor, también vamos a requerir pintura de diferentes colores y obviamente una brocha para pintar, puede ser un pincel no tan pequeño. Pinta cada uno de los palitos que vayas a utilizar va a depender de qué tan alto quieres la caja. Lo recomendado es separar los palitos por colores después de haberlos pintado y dejado secar al aire libre.

Una vez que ya tienes los palitos listos, tienes que formar una base. Para ello tienes que tomar como medida la altura de uno de los palitos o el tamaño que tienen de extremo a extremo y para fijarlos deberás usar dos palitos de madera que irán sobre la base y serán el punto de partida para ir colocando los demás palitos hacia arriba. Observa la imagen inferior para darte una idea clara de lo que debes hacer para pegar los palitos, van a ir de dos en dos y trata de utilizar pegamento para madera, dado que el pegamento caliente no va a resistir mucho.

cajita-con-palitos-de-colores

Como hacer unos separadores de corazones para libros

Siempre necesitamos leer para que nuestra cultura y conocimientos aumenten, es algo que muchos hacen y que todos deberían hacer, es algo que no a todos se les da. Aunque no debemos poner excusas para leer y es que es algo que ayuda al desarrollo de nuestro cerebro, ademá de otros aspectos, para no desviarnos del tema podemos hacer algunas manualidades sencillas que nos van a ayudar para leer, que más bien se trata de hacer separadores para libros.

separadores-libros

Para hacer un sencillo separador de hojas necesitamos papel o en este caso uno que no sea tan fácil de que se arrugue, la opción número uno es optar por cartulina de colores y también vamos a necesitar algunas hojas de color rojo para hacer los corazones. Primero toca dibujar los corazones sobre las hojas y con ayuda de una tijera los recortamos, también tenemos que recortar un rectángulo de la cartulina, debe ser menos largo que un libro y con unos 10cm de ancho.

Podemos hacer corazones pequeños o medianos, los pegamos sobre la tira que hemos cortado de cartulina con pegamento blanco, de preferencia. Ya casi tenemos listo nuestro separador de lectura y sin gastar casi nada, lo que sigue es cortar un trozo de hilo del color que gustes, de preferencia rojo y abrir un hoyo en uno de los extremos del rectángulo con ayuda de la tijera, a través del hoyo pasamos el hilo y ya tenemos listo nuestro separador. Podemos repetir este tutorial para hacer todos los separadores que necesites, son sencillos, pero ya depende de tu creatividad.